¿Cómo afecta la llegada de la primavera a nuestros ojos?

19 mayo, 2020
llegada de la primavera a nuestros ojos

 

Ya está aquí la primavera, estación del año en la que llegan los días largos y soleados. Con la primavera llega el momento en la que muchas plantas y árboles desarrollan la polinización.

 

Esta polinización supone un aumento en el riesgo de sufrir un conjunto de síntomas asociados a la alergia al polen. De hecho, se estima que alrededor de ocho millones de españoles sufren alergia a pólenes y experimentan síntomas en esta época del año, entre ellos síntomas oculares. [1]

 

 

La alergia al polen

 

La alergia al polen es la enfermedad estacional más importante. Es una enfermedad causada por una reacción alérgica frente a los pólenes. Estos alérgenos cuando entran en contacto con nuestro organismo pueden manifestarse mediante síntomas oculares como la conjuntivitis alérgica, síntomas nasales (rinitis), bronquiales (asma) y cutáneos (urticaria). [2]

 

La palabra alergia tiene su origen etimológico en el griego. Está formada por el termino Alos (“otro, extraño, diferente”) y Ergos (“reacción”). Por lo tanto, su significado es “reacción diferente”. La alergia es una reacción exagerada del organismo, y se produce cuando el sistema inmunitario de ciertas personas reacciona a un alérgeno que normalmente es inofensivo. [3] [4]

 

Un alérgeno es una sustancia externa al organismo que, en contacto con éste produce esta reacción exagerada. El alérgeno, en este caso, los pólenes, son estructuras celulares producidas por las flores de plantas y árboles y que sirven para la reproducción de estas. Cuando llevan a cabo la reproducción, ciertas plantas y árboles producen grandes cantidades de polen, el cual queda liberado en la atmósfera. [2]

 

Conjuntivitis alérgica

 

La alergia en los ojos, también conocida como conjuntivitis alérgica, es muy común y se produce cuando los ojos reaccionan a una sustancia extraña al organismo (alérgeno) que los irrita, como el polen, el polvo, el pelo de mascotas, perfumes, cosméticos, fármacos, ciertos alimentos, moho, humo, … entre otros. [3] [5]

 

Cuando los ojos están expuestos a sustancias que causan alergias, el organismo produce una sustancia llamada histamina para combatirlo. Como resultado, los ojos pueden presentar síntomas como: [3]

 

  • Enrojecimiento, hinchazón y picazón en los párpados y la conjuntiva (la conjuntiva es una membrana delgada y transparente que cubre la superficie interna del párpado y la parte blanca del globo ocular (la esclerótica), que puede asociarse a la “parte blanca” que vemos del ojo. [6]
  • Sensación de Ardor.
  • Ojos llorosos.
  • Sensibilidad a la luz.

 

La conjuntivitis alérgica suele ir acompañada de una alergia nasal (rinitis) caracterizada por picazón, congestión y estornudos. [3]

 

A diferencia de la conjuntivitis infecciosa y la conjuntivitis vírica, la conjuntivitis alérgica no es contagiosa. [3]

 

 

Recomendaciones para alérgicos

 

El ojo es una de las partes de nuestro organismo más sensibles cuando hablamos de alergias a sustancias como el polen, moho, ácaros y pelos de animales, ya que todas ellas están presentes en el aire y pueden entrar fácilmente en contacto con los ojos.

 

Datos de interés: [1] [5]

 

  • En los medios urbanos la contaminación ambiental puede favorecer la acción lesiva del polen y el aumento de los síntomas de la alergia.
  • El tipo de planta que más alergia causa en España y en todo Europa es el polen de las gramíneas. Esto se debe por un lado a la gran capacidad de sus pólenes para provocar una reacción alérgica y, por otro lado, a su extensa distribución vegetal ya que representa el 20% de la superficie vegetal del mundo.
  • Hay más probabilidad de que haya mayores niveles de polen en el aire en los días calurosos, secos y ventosos. En los días húmedos, fríos y lluviosos la mayor parte del polen se queda en el suelo.

 

Algunas recomendaciones: [1] [7]

 

  • Evitar salir al aire libre cuando los índices de polen sean más altos: a media mañana y temprano por la tarde. Consultar los niveles de polen a través de la web polenes.com.
  • El uso de gafas de sol puede prevenir la entrada del polen en los ojos. El uso de mascarillas cubre la nariz y la boca del contacto con el alérgeno.
  • No cortar el césped ni podar en días de alta polinización.
  • Ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa.
  • Mantener las ventanas cerradas para evitar la entrada de polen en interiores, tanto en casa como en el coche.
  • Usar filtros antipolen en el coche y purificadores de aire en casa.
  • No frotarse los ojos y evitar el humo del tabaco, ambos factores aumentan la irritación ocular, agravando los síntomas de la alergia.
  • El uso de lágrimas artificiales puede ayudar a aliviar alergias oculares temporalmente, ayudando a limpiar los alérgenos del ojo. Además, alivian la sequedad e irritación ocular, proporcionado humedad a los ojos. De todos modos, siempre es aconsejable acudir al especialista para la recomendación de los productos más adecuados para cada caso.
  • Pedir cita con el alergólogo que le podrá aportar un correcto diagnóstico y la instauración de un tratamiento integral enfocado a tratar los síntomas y posibles causas de la alergia.

 

 


Bibliografía:

[1] https://www.seaic.org/inicio/guia-farmacoterapeutica-de-inmunoterapia/infografia-alergia-al-polen – Infografía: claves para sobrevivir esta primavera
[2] http://www.sgaic.org/wordpress/polinosis-la-enfermedad-estacional-mas-importante-2/
[3] https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/alergias
[4] http://pacientes.seicap.es/es/-qu%C3%A9-es-la-alergia-_23832
[5] https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001031.htm
[6] https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002326.htm
[7] https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/alergias-tratamiento

 

 

Últimos posts