Consecuencias de pasar más de dos horas delante del ordenador

7 febrero, 2020

 

En la actualidad, el uso de pantallas de visualización como ordenadores, teléfonos móviles, tablets, televisiones, e-books, etc. cada vez está más generalizado en nuestras vidas, usándolas a lo largo del día en reiterados momentos y situaciones, ya sea en el trabajo, en el colegio o la universidad, en casa, en el transporte público como el autobús o el metro, etc.

 

El número de horas que pasamos mirando una pantalla ha aumentado exponencialmente en los últimos años. La mayoría de las personas superan el tiempo máximo diario recomendado de permanencia frente a la pantalla, que equivale a 2 horas diarias. [1]

 

Los problemas visuales ocasionados por el uso de ordenadores son actualmente una de las afecciones más comunes entre los trabajadores. Estos se conocen con el nombre de fatiga ocular o fatiga visual.

 

 

¿Qué es la fatiga ocular o fatiga visual?

 

El Síndrome de Fatiga Ocular, también conocido como el Síndrome Visual Informático, está reconocido dentro del grupo de enfermedades laborales, y presenta un conjunto de síntomas asociados a molestias oculares (picor, ardor, sequedad, lagrimeo, dolor), trastornos visuales y otros síntomas como dolores de cabeza.

 

Algunos estudios demuestran que diferentes tipos de alteraciones visuales son el problema más frecuente en trabajadores que utilizan el ordenador, ya que se ha estimado que el 90% de las personas que están delante del ordenador más de 3 horas al día, experimentan estas alteraciones de alguna forma. [2]

 

 

Fatiga ocular y el ojo seco

 

La enfermedad del ojo seco es multifactorial, es decir, generalmente no hay una sola cosa causa que provoque la patología. Entre los diferentes factores de riesgo que pueden alterar la lágrima, y acabar produciendo un ojo seco, está la fatiga ocular.

 

El uso de pantallas de visualización como tablets, ordenadores y móviles, provoca una mayor fijación de la vista y un parpadeo con menor frecuencia. Al disminuir el número de parpadeos, la película lagrimal no se reparte correctamente, empeora su calidad, puede evaporarse más fácilmente y se produce sensación de malestar debido a un ojo seco.

 

Parpadear con frecuencia es muy importante cuando se trabaja frente a la pantalla del ordenador porque humedece los ojos, por tal de evitar la sequedad y la irritación ocular.

 

El uso de lágrimas artificiales se puede considerar el pilar del tratamiento para hidratar y lubricar el ojo seco en estas situaciones de sobreexposición a pantallas de visualización.

 

 


Bibliografía:

[1] https://saladepremsa2.upc.edu/es/al-dia/mes-noticies/mas-del-70-de-los-espanoles-sufre-el-sindrome-visual-informatico-por-un-uso-excesivo-de-las-pantallas-1.html
[2] Prado et al., Síndrome de Fatiga ocular y su relación con el medio laboral, Revisión Medicina y Seguridad del Trabajo, Med. segur. trab. vol.63 no.249, 2017
[3] Argilés et al., Cómo afectan las pantallas electrónicas al sistema visual, Departamento de Óptica y Optometría, FOOT, UPC, 2016
[4] Vicente-Herrero M. et al, Síndrome del ojo seco. Factores de riesgo laboral, valoración y prevención, SEMERGEN medicina de familia, 40, 2, 97-103, 2014.

 

Últimos posts