Los ojos llorosos y el ojo seco

11 abril, 2020
Mujer con ojos secos

 

A veces nos encontramos en situaciones, en las cuales los ojos nos lloran más de lo normal, ya sea cuando estamos cansados y bostezamos, o cuando nos reímos o también cuando nos entra algo en el ojo. [1]

 

La lágrima está formada por un componente lipídico y un componente mucoacuoso (compuesto a base de agua y mucinas). La parte acuosa es producida en la glándula lagrimal. Al parpadear las lágrimas se esparcen por la superficie del ojo. Las lágrimas tienen como función la de cuidar la superficie ocular, lubricándola y protegiéndola de los agentes externos. Después, la lágrima se drena (elimina), con ayuda del parpadeo, mediante el conducto lagrimal que conecta el ojo con la nariz. [1][2][3]

 

Cuando la lágrima se produce en exceso sin una razón aparente o cuando esta no se elimina de la forma adecuada, puede existir algún tipo de trastorno ocular que esté provocando esta situación. Cuando un paciente sufre ojos llorosos se suele hablar de lagrimeo, un problema molesto y relativamente frecuente, que supone uno de los síntomas más frecuentes que suelen presentar los pacientes que visitan al oftalmólogo. [2]

 

Son diversas las causas que pueden provocar estos ojos llorosos. Estas causas se pueden agrupar en dos grandes grupos: [2]

  • Exceso de producción de lágrimas: conjuntivitis (infección de la conjuntiva), queratitis (daños en la córnea), enfermedad del ojo seco, problemas oculares refractivos, entre otros.
  • Drenaje (eliminación) de la lágrima insuficiente debido a un bloqueo en el conducto lagrimal.

 

En caso de lagrimeo excesivo, es importante consultar al oftalmólogo para entender la causa que lo está provocando y así tomar la decisión adecuada por tal de mejorar la salud ocular del paciente.

 

 

¿Puede provocar el ojo seco un ojo lloroso?

 

Sí, aunque parezca una contradicción, los ojos llorosos pueden ser un síntoma del síndrome del ojo seco. [4]

 

Una de las causas más comunes del exceso de lagrimeo es la enfermedad del ojo seco [1]:

  1. Cuando tenemos el ojo seco, se producen alteraciones a nivel de la película lagrimal, la cual no es adecuada ya sea porque es de mala calidad o porque se produce en poca cantidad.
  2. Ante esta situación el organismo reacciona, y estimula la producción de lágrima para corregir el problema.
  3. El ojo sigue percibiendo que está seco, y produce más lágrima, pero como sigue siendo insuficiente y no soluciona el problema, vuelve a percibir que está seco y a producir un poco más de lágrima.
  4. Así sucesivamente, hasta que se excede la capacidad del conducto lagrimal de drenar (eliminar) la lágrima del ojo. Es en este momento cuando se producen los ojos llorosos.

 

Por esta razón, el oftalmólogo podría recomendar al paciente el uso de lágrimas artificiales, con la finalidad de lubricar el ojo, restableciendo el equilibrio de la película lagrimal.

 

 


Bibliografía:

[1] https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003036.htm
[2] https://www.imo.es/es/ojo-lloroso
[3] https://www.aao.org/salud-ocular/consejos/datos-sobre-las-lagrimas
[4] https://www.allaboutvision.com/es/condiciones/sindrome-ojo-seco.htm

 

Últimos posts