Consejos para prevenir el picor de ojos y los ojos rojos en épocas intensas de estudio

16 junio, 2021
estudio-picor-de-ojos-ojos-rojos

 

Durante las épocas intensas de estudio, como son las semanas previas tanto a la selectividad como a los exámenes de final de curso, es importante cuidarnos más. Para que nuestro cuerpo y nuestra mente rindan como es debido es importante ser muy rigurosos con algunas rutinas.  Seguir una dieta equilibrada y completa, con un alto aporte de frutas, vegetales y hortalizas, tener una correcta higiene de sueño y guardar un rato diario para practicar ejercicio físico moderado son algunos de los hábitos que debemos mantener si queremos sacar el máximo provecho de nuestras horas de estudio.

 

La fatiga ocular es uno de los síntomas habituales de las épocas intensas de estudio, especialmente si se emplean dispositivos electrónicos. Se caracteriza por el picor de ojos, el ojo seco o lloroso, la visión borrosa e incluso una mayor sensibilidad a la luz, así como la sensación de no poder mantener los ojos abiertos. No es una afección grave, pero puede resultar molesta y generar estrés a quien la padece, ya que a menudo las semanas de estudio suelen ser una contrarreloj y cualquier segundo es oro. [1]

 

Por ello, es recomendable cuidar la vista para mantener a raya la fatiga ocular incorporando a la rutina de estudio los siguientes hábitos:

 

  1. Una correcta iluminación
  2. El monitor a la altura de los ojos
  3. Cuidado con los ambientes muy secos
  4. Evitar una exposición continuada a las pantallas
  5. Lágrimas artificiales
  6. La regla 20-20-20
  7. No sin mis gafas

 

 

1. Una correcta iluminación

 

Es importante no estudiar a oscuras y, si empleamos pantallas, evitar los reflejos. En la medida de lo posible, lo mejor es estudiar con luz natural y evitar las luces artificiales.

 

 

2. El monitor a la altura de los ojos

 

Para evitar que se canse la vista, es importante que el monitor esté siempre a la altura de los ojos, de manera que, si no es el caso, deberíamos elevarlo. Si usamos portátil durante largas horas, lo ideal es o bien colocar un soporte para la pantalla o, mejor aún, adquirir un monitor grande y conectarlo al portátil. Regular el brillo de las pantallas, de manera que nos resulte cómodo para la vista, y no acercarse demasiado a ellas (la distancia debe ser de al menos 50 cm) son otros de los hábitos que debemos incorporar para cuidar la vista en épocas de alta intensidad de estudio.

 

 

3. Cuidado con los ambientes muy secos

 

Aprovechando el buen tiempo, lo ideal es estudiar en ambientes ventilados, a poder ser con las ventanas entreabiertas. Es importante evitar los espacios muy secos, especialmente si hay calefacción o aires acondicionados encendidos, de manera que tal vez no sea una buena idea encerrarse muchas horas en una biblioteca si tenemos los ojos sensibles.

 

Si quieres saber más, accede al blog  “¿Cómo afectan los factores ambientales a la salud de nuestros ojos?”

 

 

4. Evitar una exposición continuada a las pantallas

 

Según una revisión de investigaciones publicada en Medicina y Seguridad del Trabajo en 2017, [2] la fatiga ocular aumenta progresivamente año tras año debido, en gran medida, al uso de dispositivos electrónicos fuera del ambiente laboral.

 

Otro estudio, en esta ocasión realizado por la Universidad Complutense de Madrid, [3] señala que leer más de 20 minutos en un smartphone en lugar de hacerlo en papel aumenta en 9 sobre 10 los síntomas oculares y visuales, como la visión borrosa, la fatiga visual y los ojos secos o irritados.

 

Según un estudio publicado en la revista Annals of Medical and Health Science Research, [4] un 80% de los estudiantes de ingeniería presentan síntomas de ojo seco y enrojecimiento ocular, y en general pasan un número notable de horas delante de una pantalla (el 41% usaba ordenadores durante 4-6 horas al día, más que otros estudiantes como medicina por ejemplo).

 

Por ello, es importante especialmente en las épocas de estudio, cuando se realicen descansos optar por airearse, salir a pasear o practicar algún deporte, aunque sea suave, preferiblemente a entretenimiento visual por pantallas como ver una película o serie en la televisión o tableta.Además hacer descansos y recordar de parpadear cada cierto tiempo puede ser una buena herramienta para combatir las molestias por sequedad.

 

Para más información, visita el blog “Consecuencias de pasar más de dos horas delante del ordenador”

 

 

5. Lágrimas artificiales

 

Las lágrimas artificiales son de gran ayuda para combatir la fatiga ocular y síntomas asociados como los ojos rojos, el picor de ojos y los ojos secos. Así pues, emplear lágrimas artificiales cuando se reseque el ojo (también en envases monodosis) puede ser de gran ayuda para mantener una buena salud ocular durante las maratonianas jornadas de estudio, pues humedecerán y lubricarán los ojos.

 

 

6. La regla 20-20-20

 

Es fundamental levantar la vista del papel o la pantalla cada 20 minutos, durante 20 segundos y fijando siempre la mirada en un objeto que esté aproximadamente a 6-8 metros. Cada cierto tiempo, es conveniente cerrar completamente los ojos durante unos 20 segundos, así como salir a mirar por la ventana durante este tiempo también con frecuencia.

 

Para más información, visita el blog “Dale un descanso a tus ojos con la regla 20/20/20”

 

 

7. No sin mis gafas

 

Tanto si padecemos miopía, astigmatismo o hipermetropía como si lo que tenemos es presbicia (también conocida como “vista cansada”), es fundamental utilizar las gafas, siempre correctamente graduadas, cuando sea necesario. De lo contrario, no solo podremos experimentar fatiga ocular, sino otros síntomas como dolores de cabeza e incluso mareos.

 

Hasta aquí los hábitos a incorporar en la rutina de estudio.

 

¡Muchos ánimos!

 

 


Bibliografía:

[1] https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/que-es-fatiga-ocular
[2] Prado Montes, Ana, Morales Caballero, Álvaro, & Molle Cassia, Jossias Navor. (2017). Síndrome de Fatiga ocular y su relación con el medio laboral. Medicina y Seguridad del Trabajo, 63(249), 345-361. Recuperado en 04 de mayo de 2021, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0465-546X2017000400345&lng=es&tlng=es.
[3] Antona B, Barrio A, Gasco A, Pinar A, Puell M, González M. “Symptoms associated with reading from a smartphone in conditions of light and dark”. Applied Ergonomics 2018; 68: 12-17. DOI: 10.1016/j.apergo.2017.10.014. Recuperado de https://www.ucm.es/otri/la-lectura-prolongada-en-smartphone-aumenta-el-90-por-ciento-de-sintomas-visuales, mayo 2021
[4] Logaraj M, Madhupriya V, Hegde S. Computer vision syndrome and associated factors among medical and engineering students in chennai. Ann Med Health Sci Res. 2014 Mar;4(2):179-85. doi: 10.4103/2141-9248.129028. PMID: 24761234; PMCID: PMC3991936.

Últimos posts