La Enfermedad del Ojo Seco

¿Qué es la enfermedad del ojo seco?

Es un problema ocular muy frecuente y molesto. En el ojo seco, se producen alteraciones de la lágrima (conocida como película lagrimal) no es adecuada, ya sea porque es de mala calidad o porque se produce en poca cantidad.

Entre los síntomas más frecuentes se incluyen molestias como picor, irritación, dolor y malestar ocular, también puede haber alteraciones visuales.

La enfermedad del ojo seco también se conoce como Síndrome de ojo seco o bien Ojo seco. Es importante tratar la sequedad lagrimal, proporcionar la hidratación necesaria para el ojo y protegerlo de las agresiones externas ya que puede llegar a empeorar y agravarse sin el tratamiento adecuado.

Es una patología muy frecuente y se considera que alrededor de entre un 5 y un 50% de la población mundial sufre en algún grado ojo seco. Se ha visto que el ojo seco es más frecuente entre las mujeres que entre los hombres.

Fuente: Reports of the Tear Film Ocular Surface Dry Eye Workshop II (TFOS DEWS II), Ocul Surf. 2017

¿Cuáles son los síntomas del ojo seco?

Entre la sintomatología más frecuente del ojo seco encontramos los siguientes:

Los síntomas pueden ser más o menos leves según el tipo de ojo seco que se presente.

Fuente: Reports of the Tear Film Ocular Surface Dry Eye Workshop II (TFOS DEWS II), Ocul Surf. 2017

¿Cuáles son las causas del ojo seco?

La enfermedad del ojo seco es multifactorial, es decir que generalmente no hay una sola causa que provoque la patología.

Hay varios factores de riesgo que pueden modificar la película lagrimal y se acabe produciendo un ojo seco, entre ellos encontramos los siguientes:

  • Uso de pantallas de visualización como tablets, ordenadores y móviles. Al mirar estas pantallas, fijamos la vista y parpadeamos menos. Al disminuir los parpadeos, la película lagrimal no se reparte correctamente, empeora su calidad, puede evaporarse más fácilmente y se produce sensación de malestar debido a un ojo seco.
  • El uso de lentes de contacto puede irritar la superficie ocular y se asocia a ojo seco. Es importante no abusar de ellas y hacer descansos, dando prioridad a las gafas cuando sea posible.
  • La lectura prolongada también puede ser motivo de disminución de la película lagrimal. Cuando nos concentramos en hacer este tipo de actividades y fijamos la vista, parpadeamos menos y la superficie ocular queda más desprotegida ya que no se reparte correctamente la lágrima.
  • Los ambientes secos como por ejemplo en habitaciones con la calefacción o bien en ambientes con altas temperaturas como puede ser en verano también pueden producir más evaporación de la lágrima y molestias por sequedad ocular.
  • El uso de aire acondicionado, corrientes de aire, ventiladores o incluso el viento también pueden producir una disminución de la lágrima produciendo ojo seco
  • Ciertos tipos de cirugías oculares como la cirugía refractiva (la más habitual es la LASIK) o bien cirugía de cataratas pueden alterar película lagrimal y producir posteriormente molestias debidas a un ojo seco
  • Las mujeres tienden a sufrir ojo seco en mayor medida que los hombres, entre otros factores están los hormonales como podría ser la menopausia.
  • Existen algunos fármacos que como efectos secundarios pueden presentar ojo seco, entre los más comunes encontramos: analgésicos, anestésicos, antihistamínicos, antidepresivos, ansiolíticos, terapias hormonales o antihipertensivos.
  • Fumar es otro de los factores que puede producir ojo seco. El humo de los cigarrillos puede irritar los ojos, así como otros humos por ejemplo la contaminación.
  • Es importante dormir bien, el estilo de vida y el estado de ánimo influyen sobre el ojo seco. Procurar dormir bien, beber abundante agua, y seguir una dieta equilibrada con frutas, verduras y consumo frecuente de pescado (preferiblemente azul).

Fuente: Reports of the Tear Film Ocular Surface Dry Eye Workshop II (TFOS DEWS II), Ocul Surf. 2017

¿Cuál es el tratamiento para el ojo seco?

El abordaje del tratamiento del ojo seco es múltiple. Es muy importante solucionar las causas que pueden estar provocando la sequedad ocular a la vez que aliviar los síntomas de esta. El uso de lágrimas artificiales se puede considerar el pilar del tratamiento para hidratar y lubricar cualquier tipo de sequedad ocular pudiendo darse solo o junto con otros tratamientos.

Entre los principales ingredientes que contienen las lágrimas artificiales encontramos el ácido hialurónico que es una sustancia con propiedades lubricantes, hidratantes y protectoras que alivian la irritación, la sequedad, la quemazón y la sensación de cuerpo extraño debida a elementos medioambientales como son el viento, el sol, el humo o el aire seco.

Es importante que las gotas oftálmicas que se empleen sean sin conservantes y de este modo proteger mejor la superficie ocular, especialmente si se aplican durante largos periodos de tiempo.

Fuente: Reports of the Tear Film Ocular Surface Dry Eye Workshop II (TFOS DEWS II), Ocul Surf. 2017